Dolor de espalda y alimentación

Los dolores de espalda están directamente relacionados con la alimentación, con el manejo emocional y con la actividad física. Esto ha sido corroborado por muchos estudios científicos y en Sequios lo hemos comprobado a través de mas de 10 años de experiencia tratando dolores de espalda y otras enfermedades.

Nuestra recomendación es cuidar estos tres factores: mantener una alimentación saludable,  manejar adecuadamente las emociones y realizar actividad física regular. Las enfermedades o el dolor de espalda no van a mejorar mágicamente al tomar una pastilla. Y la mejor opción no es someterse a una cirugía. Por estas razones recomendamos estos vídeos, donde nos explican la relación entre los alimentos y el dolor de espalda.

 

“Una nutrición alcalina o alcalinizante es un buen remedio para curar muchos problemas de espalda, sobre todo aquellos que tienen que ver con un exceso de toxicidad o de acumulo de toxinas cristalizadas.”  Esta es la recomendación de nuestros amigos de Fisioterapia Online.

 

El mito de la leche se ha extendido en todo el mundo basado en la creencia errónea de que esta bebida es esencial para la buena salud en general y la salud de los huesos. Sin embargo, muchos estudios científicos han demostrado una variedad de efectos perjudiciales para la salud directamente relacionados con el consumo de leche.

 

 

¿Entonces cómo obtenemos las proteínas y el calcio necesarios? Algunas fuentes de proteínas son los garbanzos, lentejas, judías, quinoa, soja, maní, almendras, pistachos y  cereales integrales. Algunas de las fuentes de calcio son vegetales de hoja verde, frutos secos y semillas. También en bastante buenas dosis: sésamo, espinacas, higos secos, habas y brocoli.

Respecto al manejo adecuado de emociones te recomendamos la práctica de yoga y la terapia psicológica grupal o personalizada.

Si eres consciente de llevar hábitos autodestructivos pero no tienes la intención o la fuerza para cambiarlos,  te invitamos a reestablecer tu amor propio, pues, cuando una persona se ama a sí misma, toma conciencia de la importancia de la vida, de su salud y naturalmente adopta hábitos favorables para su cuerpo, su mente y sus relaciones.

Te animamos a cuidar tu cuerpo, tu mente y tus emociones, esto es un síntoma de amor y agradecimiento a la vida. Un cuerpo y una mente saludables, nos permiten vivir con plenitud.

YOGA para CUADRICEPS tensos. Secuencia

En los CUADRICEPS se puede sentir DOLOR y RIGIDEZ después de actividades como andar en bicicleta, correr, caminar o levantar pesas, y también por permanecer mucho tiempo sentado. Encuentra aquí cinco poses que proporcionan alivio y un estiramiento profundo en el frente de los muslos. Recuerda tener la asesoría de un monitor de yoga profesional para que te guié en la alineación correcta. Las personas con enfermedades o dolores deben hacer las posturas con un monitor de Yoga Terapéutico para evitar riesgos y proporcionar verdadera salud. Yoga puede curar muchas enfermedades, anímate a practicar.

  1. Natarajasana

    Postura de Shiva, el señor de la danza

19149425_328490154248629_8022153045795165506_n

A partir de postura de la montaña , flexionar la rodilla derecha, el pie se extiende hacia el glúteo derecho. Estrechar el interior (arco) del pie derecho con la mano derecha. Si no alcanzas a tomar el pie, puedes recorrer una correa alrededor del arco, con el extremo de la cola de la correa, tomada por la mano derecha. Presione el pie derecho en la mano o en la correa para crear resistencia. Después llevar hacia arriba el abdomen y contraerlo para evitar una curvatura en la espalda baja. Hacer una pausa, respirar, y prestar atención a las sensaciones en su cuerpo. ¿Ha encontrado un tramo que proporciona sensación de dolor, o no? Se puede ir más profundo, o se puede hacer lo necesario para bajar la intensidad? Si usted ha encontrado su límite, permanezca así por cinco respiraciones.

Para aumentar la intensidad, comenzar a levantar el pie derecho hacia el techo, lo que traerá el muslo más o menos paralelo al suelo, aún presionando la parte superior del pie en la mano o la correa. Proporcionar un contrapeso alargando su columna vertebral, extendiendo el brazo izquierdo recto y hacia fuera delante de usted o junto a su oído, e inclinándose hacia delante un poco para que el torso quede en una diagonal al suelo. Establecer un drishti (la mirada) más allá de la punta de la nariz, y mantenerse durante cinco respiraciones. Canta el mantra: Om Nataraja namaha y reflexiona: Para darle paso a nuevos comienzos, ¿Qué es necesario destruir/dejar en tu vida?

 

2. Variación de Banarasana hacía adelante

Postura del Hombre Mono (Hanuman)

8

Apoya el pie derecho detrás tuyo balanceándote, apoya la rodilla derecha, saca las puntas de los pies. Las manos van al frente y a cada lado de su pie (izquierdo). Su peso debe sostenerse en los brazos y no directamente sobre la rótula-derecha, se puede suavizar la presión de esa rodilla con una manta o doblando tu estera, si lo deseas. Dobla la rodilla izquierda por lo que estará más allá del tobillo (está bien hacerlo en esta posición debido a que la distribución de peso se reparte entre muchos puntos diferentes). Deja que tu rodilla izquierda se adelante hasta que tu talón izquierdo esté a punto de levantarse del suelo, aunque si eso molesta la rodilla, debes dar marcha atrás a un punto donde no haya dolor. Probablemente se sentirá compresión en la parte delantera del tobillo izquierdo y un tramo en la parte anterior del muslo derecho. Si no sientes un estiramiento en los cuádriceps, debes mover la rodilla derecha hacia atrás y mover el torso y las caderas hacia delante y hacia abajo (el aumento de la flexión de la rodilla delante) hasta que logres sentir un estiramiento. Mantente durante cinco respiraciones profundas.

 

3. Variaciones de Supta Virasana

Postura del héroe reclinado

12

Camina con tus manos hacia las caderas mientras extiendes la pierna izquierda, flexionando el pie izquierdo y el talón presionando contra la esterilla. Dobla la rodilla derecha para llegar a sentarse justo en el talón derecho; la parte superior de el pie derecho se presiona contra la esterilla. (Si la rodilla derecha está incomoda, pon una manta enrollada detrás de ella) Descansa tus manos en el suelo detrás tuyo, con los dedos apuntando hacia delante. Puedes doblar los codos y bajar a sostenerte en los antebrazos o totalmente reclinado si eso es apropiado para ti.

 

4. Variación de Banarasana con estiramiento profundo

Postura del Hombre Mono (Hanuman) (Erróneamente le dicen: Rey Arturo)

6

Con las manos y los antebrazos levanta suavemente el torso, flexionando la pierna derecha y ubiacandola hacía el frente. Avanza con las manos hacia adelante hasta que el pie esté alienado con la rodilla derecha, dobla la rodilla izquierda, y coloca la planta del pie en el suelo. Coloca las manos sobre el muslo izquierdo, con lo que la columna se dispone vertical. Ambas rodillas deben estar flexionadas en un ángulo de 90 grados en este punto, pero te invitamos a deslizar la rodilla derecha hacia atrás un poco si se siente más cómodo para tu rodilla. Si puedes, extiende tu mano derecha al pie derecho y trae el talón hacia los glúteos para aumentar el estiramiento.

Luego se puede practicar la misma asana pero ayudandose del muro.

7

 

5. Variación de Matsyasana

Postura del pez

2

Finalmente 3 minutos en esta pose de descanso que únicamente debe ser practicada con la guía de un monitor de yoga terapéutico profesional.

 

Postura de descanso: Variación de savasana con cojín.

Aquí cantamos el mantra Om Hari Om, orando por tranquilidad, flexibilidad y confianza ante los cambios que llegan a tu vida

9

Déjanos tus preguntas, comentarios o sugerencias.

Con amor, Paula Barrera.

Con la colaboración de: Janice Quirt.

Imágenes: Yoga Internacional.

Contáctanos: 677048320.